Las relaciones espurias de José Luis Barbería y Manu Montero.

Imagen

En estadística se utiliza el concepto de “relación espuria” para referirse al establecimiento de una relación causa consecuencia entre dos variables sin haber tenido en cuenta la existencia de terceros factores -llamados variables ocultas- que pudieran influir en el resultado.

Hoy, en un artículo publicado en El País bajo el efectista título de La selección nacionalista de los apellidos vascos, José Luis Barbería da cuenta de un “trabajo de investigación” elaborado por Manuel Montero, exrector de la UPV, y en el que se pondría de manifiesto que “los apellidos de raíz eusquérica (sic) cuentan con una elevada sobrerrepresentación en la política vasca”.

Afirma Barbería, citando el informe de Montero, que “los vascos con dos primeros apellidos eusquéricos suponen el 20,4% de la población; los que cuentan con un apellido eusquérico y uno castellano, el 25,4%, y los que tienen los dos primeros apellidos castellanos, el 54%”, si bien no aclara cuál es el criterio utilizado para diferenciar entre apellidos “eusquéricos” y apellidos “castellanos”.

Posteriormente, añade el periodista de El País que “De los 48 representantes nacionalistas existentes hoy en la Cámara vasca (refiriendose a los representantes de Bildu y PNV), 32 tienen sus dos primeros apellidos eusquéricos; 10, uno castellano y el otro eusquérico, y solo 6 poseen sus dos patronímicos castellanos”.

Todo esto lleva a Barbería a la conclusión de que “las fuerzas nacionalistas priman de forma desmesurada la selección de políticos con apellidos eusquéricos”. Así mismo, añade que “en esa materia de la selección de sus representantes la izquierda abertzale surgida en torno a ETA (sic) no le va a la zaga al PNV”.

Tan solo en uno de los párrafos del artículo el periodista parece considerar la existencia de variables ocultas, si bien las desprecia sin aportar ningún dato al respecto:

“Parece cierto que el nacionalismo vasco se ha nutrido en buena medida con militancia procedente de ámbitos euskaldunes (de habla del euskara), particularmente del área rural, donde los patronímicos eusquéricos están mucho más presentes, pero ese dato tampoco puede explicar por sí solo los abrumadores resultados del estudio”.

Llegados a este punto no se puede sino expresar una serie de dudas y cuestiones sobre varios puntos oscuros del artículo.

1-En ningún momento mencionan el método empleado para diferenciar entre apellidos “castellanos” y apellidos “eusquéricos” (sic). Así, como referencia, nos dicen que un apellido como García -derivado de Garsea, nombre propio navarro vinculado a la dinastía de los Ximeno- es castellano, mientras que Aguirre -apellido ampliamente extendido por toda la geografía del Estado Español y Latinoamérica- sería, según su propia denominación, eusquérico. No queda claro dónde clasificarían apellidos como Korta, Arguiñano o López de Munain.

2-Por otro lado, ¿se da por sentado en el artículo que sólo hay apellidos castellanos y eusquéricos? ¿qué hay de los Feliú y los Regueiro? ¿en qué apartado se clasificarían los El Khaizer, Han o Romanescu?

3-El artículo utiliza la denominación “representantes nacionalistas” para referirse a los cargos electos de EH Bildu y PNV en el Parlamento Vasco, metiendo en el mismo saco a Oskar Matute con un aranista como Iñigo Urkullu. ¿Tenemos que creer que Oskar Matute es nacionalista? ¿debemos entender que  Gorka Maneiro o Iñaki Oyarzabal no lo son?

¿Por qué no ofrecen el artículo datos desglosados de las diferentes formaciones?

4-¿Han tenido en cuenta en el análisis los requerimientos lingüísticos que sobre dominio de castellano y euskera tiene cada formación?

5-¿Han tenido en cuenta los datos de bilingüismo de cada formación?

6-¿Han estudiado la proporción de apellidos eusquéricos -según su propia clasificación- entre la población vasca que habla euskera? ¿y entre aquellas personas que lo hablan como lengua materna?

7-¿Han tenido en cuenta los criterios de representación territorial existentes en cada formación? ¿Han estimado los datos por circunscripciones y luego han sido éstos ponderados en función del peso de la representación de estas circunscripciones?

Por otro lado, es de reseñar que en el artículo no se proporciona ningún enlace al informe original de Montero, ni a la ficha técnica, ni a la metodología.

En la medida en que no se dé respuesta a estas y otras preguntas, mucho me temo que nos encontremos ante un nuevo ejemplo de relación espuria aplicada al ámbito específico de la política vasca.

Colaboración de Alberto Leke.

 


Compartir
Facebooktwittergoogle_plus

¿Cómo vencer al Partido de Iberdrola?

Imagen

EdeE_banner_2016-02-10

El partido de Iberdrola lleva décadas gobernando las principales instituciones vascas. Este partido de Iberdrola, aunque también podría ser llamado de Construcciones y Contratas, o Partido de Petronor o Partido de Amenabar…este  partido de las élites de nuestro país, controla los principales resortes de poder, no sólo económico, sino también político, mediático e institucional.

Este partido de las élites tiene 3 grandes corrientes internas. Son las 3 “P”s: PNV, PSE, PP y, ahora, tal vez, Ciudadanos. A pesar de sus notables diferencias internas, las grandes corrientes que forman el Partido de Iberdrola han sabido siempre mantener la unidad en todas aquellas cuestiones estratégicas para el mantenimiento de su control político y económico de la sociedad vasca. Las élites, en lo fundamental, se ponen siempre de acuerdo.

Frente a eso, sin embargo, la gran mayoría de la población, la gente corriente de la calle que sufre las consecuencias directas de los negocios de estas élites, no han podido o no han sabido hasta ahora organizarse de forma efectiva para poder defender sus necesidades e intereses.

El pasado verano, un grupo de intelectuales y personas referenciales en numerosos movimientos sociales de nuestro país impulsaron un manifiesto en el que interpelaban a las fuerzas progresistas que están por el derecho a decidir y por el cambio político y social en Euskal Herria para que presentaran listas conjuntas a las ya pasadas elecciones generales del Estado español.

La petición de este manifiesto, finalmente, no prosperó. A la vista de los resultados, ¿fue correcto el planteamiento con el que este manifiesto abordó la cuestión?

¿es esa la solución, realizar una coalición entre partidos? ¿una coalición con listas y cuotas de partido previamente negociadas?

¿O, tal vez, se debería abordar la cuestión desde otro punto de vista? ¿sería posible crear algo nuevo que surgiera desde la base de la propia sociedad? ¿cómo se podría articular?

¿sería posible consensuar una agenda común en torno a una serie de ejes básicos? ¿cuáles serían estos ejes? ¿sería posible elaborar una tabla de mínimos que fuera aceptada e impulsada, no sólo por candidaturas electorales, sino también por sindicatos, movimientos sociales, partidos, individuos a título personal…? ¿sería posible elaborar una lista de puntos básicos que fueran apoyados por una amplia mayoría social y entorno a la cual se articulara una agenda compartida? ¿sería también posible crear un consenso en relación a los medios e instrumentos a utilizar para implementar dicha agenda?

Estas son algunas de las cuestiones sobre las que nos gustaría poder debatir el próximo miércoles 10 de Febrero. Para ello contaremos con la presencia de Francisco Letamendia (Ortzi), Irantzu Varela, Neskutz Rodríguez, Asier Muñoz, Katu Arkonada y Ion Andoni del Amo. Presentando estarán Izaro Gorostidi y Egoitz Askasibar.

Os animamos a que participéis en el programa con vuestras aportaciones y comentarios a través de la web, nuestras redes sociales o por medio de nuestro email estadoexcepcion@gmail.com


Compartir
Facebooktwittergoogle_plus

Vuelve Estado de Excepción

Imagen

EdeE_banner_2016-02-10

Aupa gente,

nos ponemos de nuevo en contacto con vosotr@s después de varias semanas de descanso y reflexión para anunciaros la vuelta de Estado de Excepción.

Gracias a todo el mundo por las aportaciones sobre cómo mejorar el programa. Tras leer vuestros comentarios y reflexionar sobre la experiencia de diciembre hemos llegado a una serie de conclusiones.

En primer lugar, esperamos realizar el programa con una periodicidad semanal. Pretendemos que se haga todos los miércoles a partir de las 22:00, teniendo una duración máxima de 90 minutos. Se intentará potenciar la participación presencial en el set, sin por ello renunciar a intervenciones vía videoconferencia. Intentaremos, así mismo, mantener el formato de debate, junto con entrevistas y piezas de video pre-grabadas.

Así mismo, y tal y como habréis podido comprobar, hemos renovado completamente la web. Así, ahora damos cabida no sólo a videos sino también a artículos y noticias en formato texto. En este sentido, os animamos a que nos enviéis aportaciones y colaboraciones, preferiblemente relacionados con el tema de debate principal de cada semana, para que las podamos colgar en la web y ayuden a enriquecer el debate más allá del programa audiovisual en sí.

Por otro lado, queremos comentaros que Facebook nos ha obligado a convertir nuestro perfil en una página para fans (cosas de FB). Así, a partir de ahora, la única referencia que tendremos en FB será la página Estado de Excepción. Os agradeceríamos que intentarais promocionarla entre vuestros contactos (a la izda. hay un botón “Invitar a amigos a esta página”).

Como os comentábamos, este mismo miércoles día 10 vamos a comenzar con un primer programa titulado “¿Cómo vencer al Partido de Iberdrola?”, en el que nos centraremos en la situación política vasca de cara a las futuras elecciones al Parlamento Vasco. Para ello contaremos con la presencia de Francisco Letamendia (Ortzi), Irantzu Varela, Neskutz Rodríguez, Asier Muñoz, Katu Arkonada y Ion Andoni del Amo. Presentando estarán Izaro Gorostidi y Egoitz Askasibar.

Os animamos a que participéis en el programa con vuestras aportaciones y comentarios.

Gracias a todo el mundo por vuestra ayuda y esperamos veros otra vez en esta nueva etapa de Estado de Excepción.


Compartir
Facebooktwittergoogle_plus

Libertad de expresión: tres palabras que son tres títeres.

Imagen

El reciente encarcelamiento de dos actores en Madrid ha sido justificado mediante el mantra de “enaltecimiento al terrorismo”. En realidad no se trata de nada de eso, para empezar porque la temática de la obra era otra muy distinta. Lo cierto es que lo que está en disputa es la “libertad de expresión” que se supone gozamos en un Estado democrático de Derecho.

La obra es una sátira política que critica la criminalización de la disidencia política. Por tanto estamos ante un encarcelamiento que es un ataque a la libertad de expresión, en este caso ya no de personas directamente vinculadas a la política, sino a dos artistas, dos actores, dos titiriteros.

Frente a esta aberración es prioritario defender la libertad de las personas presas, más allá de cuestionar si la obra era o no adecuada para niños/as o de apresurarse en despedir fulminantemente al responsable de programación.

Se constata que derechos fundamentales y elementos básicos de la convivencia en una sociedad libre son pisoteados una y otra vez sin el tipo de respuesta adecuada, ya sea en el ámbito político como social, ya sea desde las denominadas “vieja” o “nueva” política.

Cada cesión en el terreno de un derecho fundamental (libertad de expresión, libertad de manifestación, derecho de reunión, etc…) es un paso atrás en otros muchos.

Hoy es un titiritero, ayer fueron sindicalistas defendiendo el derecho a la huelga, antes de ayer la Assemblea Nacional de Catalunya por defender la soberanía plena para la gente de su país, mañana puede ser cualquiera por cualquier cosa que incomode a este poder despótico.


Compartir
Facebooktwittergoogle_plus

Pedro Sánchez con todos menos con EH Bildu. Esta es su democracia.

Imagen

 

Pedro Sánchez anuncia que no se reunirá con EHBildu. Las razones no han sido explicadas.

Lo que sí sabemos es que:

-EHBildu representa a miles de vascos/as que quieren construir un Estado vasco desde políticas en favor de las mayorías sociales.

-EHBildu aspira a conseguir sus objetivos políticos por vías democráticas.

-EHBildu ha reconocido la necesidad de reconocimiento y reparación a todas aquellas personas que han sufrido la violencia política.

-EHBildu, como organización política legal, junto al resto de organizaciones políticas vascas está presente en ayuntamiento, diputaciones, gobiernos de Navarra y la CAV, etc…, es decir, le guste o no a Pedro Sánchez, EHBildu es un agente político normalizado en EH, con quien, entre otros, el PSE llega a acuerdos de muy diverso tipo en muchos lugares del país.

Teniendo en cuenta todo lo anterior cabe señalar que, desgraciadamente, el que podría llegar a ser nuevo presidente español ha mostrado un carácter sectario y antidemocrático que en condiciones normales le debería incapacitar para ocupar ese cargo. Es una lástima que la calidad democrática del sistema político español sea tan escasa.

Desde un punto de vista político, el Estado español se encuentra en permanente estado de excepción.

http://www.infolibre.es/noticias/politica/2016/02/03/sanchez_quot_esto_empieza_bien_quot_44270_1012.html


Compartir
Facebooktwittergoogle_plus