25-S: Crónica de la enésima derrota popular

Imagen

La precampaña electoral de las elecciones celebradas el pasado domingo estuvo marcada por la irrupción de Podemos, y sus consecuencias de cara al posicionamiento del resto de formaciones políticas del espectro electoral.

De este modo, EHBildu comienza a ver amenazada su propia posición, temiendo una traslación del resultado de los comicios del parlamento español. Elkarrekin Podemos, calculando la dificultad de vencer electoralmente al PNV, empieza a soñar con el desplazamiento de EHBildu de la segunda posición. Así, se abre una especie de guerra de posiciones, en la que los dos actores políticos vinculados a las alternativas anti oligárquicas deciden entablar una dinámica de marcaje mutuo y olvidarse de la disputa con el partido gobernante y delegado de las élites en este país, el PNV.

La renuncia a confrontar y disputar la lehendakaritza al PNV, y la superación de su amenaza electoral, marcarán por tanto las estrategias, tanto de EHBildu, como de Elkarrekin Podemos. Estrategias, que serán casi idénticas: eliminación de antagonismos con el PNV, rebaja por tanto de la temperatura, tono y acusaciones para con el PNV, y un enfoque post político de la campaña basado en la enmienda parcial al gobierno saliente, sin cuestionar ni el fondo, ni el sentido de las políticas del mismo. Ambos actores justificaban off the record esa táctica, aduciendo la locura que suponía confrontar con el PNV.

A pesar de haberse desarrollado la campaña en un contexto de crisis económica, en el que cada vez más sectores de la sociedad sufren en sus carnes las consecuencias de la ofensiva neoliberal emprendida por las élites, aprovechando el periodo de crisis, estas realidades han sido eliminadas de la centralidad de los discursos políticos, y el foco de las cámaras sobre las que tenían capacidad de orientar. Mientras el Gobierno Vasco contribuía al desahucio de una familia en Basauri, EHBildu llevaba la atención mediática a un acto electoral en Gasteiz, mientras que Elkarrekin Podemos hacía lo propio en Amurrio.

L@s trabajador@s despedid@s del Guggenheim por haber pedido la mejora de sus precarias condiciones laborales, han sido la cara de la subalternidad mediática e informativa de este periodo de campaña. Ni una sola ocasión en la que los partidos llamados a defender a las capas populares han llevado los focos de la campaña donde est@s héroes o heroínas anónimas.

Pero además de focos de las cámaras, los micrófonos, los periodos de intervención en los debates televisados de máxima audiencia, han seguido esa línea de elusión antagónica. Ninguna referencia en clave de confrontación de modelos de gestión, ninguna referencia a las amenazas del Diputado General de Bizkaia a l@s huelguistas de las residencias, ninguna referencia a lo que podría haber supuesto la denuncia de un paradigma del proceder jeltzale, la práctica mafiosa de despedir a trabajador@s por el simple hecho de reivindicar mejoras en sus condiciones laborales.

Es más, las intervenciones mediáticas con loas al saqueo de lo público que supuso el plan 3R y demás política jeltzale desarrollada en los 90, o los constantes llamamientos a acordar con el PNV un pacto que incluyera medidas de emergencia social han servido para homologar este último como partido dotado de sensibilidad social cercano a sus contrincantes de izquierdas.

Estas tácticas electorales, cuyos marcos discursivos eran tendentes a eliminar las diferencias hacia el PNV, planteando la diferencia desde una óptica técnica, en la cantidad de PIB a destinar a I+D+I, o en la cantidad de puestos de trabajo a ofrecer desde el sector público, han influenciado de un modo determinante en el resultado. El ganador de una campaña sin ejes de disputa es siempre aquel que ostenta la gestión del statu quo. ¿Para qué votar a una fuerza distinta de la que gobierna si sus contrincantes no se diferencian en exceso y admiten que es un gestor bueno, incluso plantean pactar con él?

Los resultados son elocuentes. Cruzando variables de paro y abstención de municipios con dispares tasas de paro de la CAV -Sestao, Santurtzi, Bilbo, Barakaldo,Basauri y Eibar como municipios con elevada tasa de paro; Donostia, Oñati, Oiartzun y Zarautz como municipios de baja tasa de paro-, se establece una correlación positiva de Pearson del 0,87%, muy elevada. Esto denota una elevada correlación estadística positiva entre la variable tasa de paro y la de abstención, esto es, cuanto más alta es la tasa de paro, mayor ha sido la abstención.

El dato de que los “pobres” se han quedado en casa, y que por el contrario, en términos relativos, quienes no lo son han ido en mayor proporción a votar, coincide con la tesis del artículo, que formula que una campaña sin antagonización, postpolítica, en la que no se han marcado fronteras con el gobierno, retrae a las capas populares a votar, beneficiando a quienes hacen política en beneficio de las élites.

Por ello, desde una perspectiva partidista, se podrá concluir que EHBildu ha conseguido su objetivo de no ser merendada por Elkarrekin Podemos, y en ese sentido ha salido ganadora. Pero, ¿y los sectores precarizados? Estos se han quedado al margen de la disputa partidista, y van a ser los paganos de toda esta pugna. Una pugna que ha estado alejada de las urgencias y necesidades sociales.

Porque aquí ha habido un ganador, único, que no ha sido EHBildu: las élites representadas por el PNV. Ha ganado el chanchulleo, la precariedad, los desahucios, la gobernanza en beneficio de los poderosos. Y han perdido aquellas personas que se verán inmersas en la precariedad, los desahucios y la pobreza.

Todo esto debería de abrir un profundo debate en el seno de quienes aspiramos a una Euskal Herria gobernada por y para las capas populares. Tanto EHBildu como Elkarrekin le han fallado a ese pueblo al cual dicen defender. Han sido incapaces de articular un cambio que redunde en beneficio de l@s de abajo.

Y ese es el reto. ¿Cómo articular una alternativa capaz de disputar el poder y la hegemonía cultural a las élites? ¿La actual configuración partidista fragmentada posibilita ese cambio?¿Que estrategia de campaña es la idónea para incentivar el voto popular y desmovilizar el de la élite?

Estos son los retos a los que tendremos que enfrentarnos quienes queremos que Iberdrola, Repsol, BBVA y demás multinacionales dejen de gobernarnos. Porque tenemos una responsabilidad histórica, tanto para con nuestra clase, como para con nuestro pueblo.

Egoitz Askasibar


Compartir
Facebooktwittergoogle_plus

Programa 14 septiembre 2016 – Huelga en el Guggenheim – La rebelión del precariado

Imagen

14281294_10154505114274812_87343223_n

 

El próximo miércoles 14 de septiembre trataremos la situación por la que se encuentra el personal educador del museo Guggenheim de Bilbo.

Para ello contaremos con la presencia de Itziar Gutiérrez, Kris Alvarez, Alba Fatuarte y Amaia Arenal.

Podréis seguir el programa en directo en el siguiente enlace de youtube: https://www.youtube.com/watch?v=6w8qArJpAKE


Compartir
Facebooktwittergoogle_plus

¿Cómo vencer al Partido de Iberdrola?

Imagen

EdeE_banner_2016-02-10

El partido de Iberdrola lleva décadas gobernando las principales instituciones vascas. Este partido de Iberdrola, aunque también podría ser llamado de Construcciones y Contratas, o Partido de Petronor o Partido de Amenabar…este  partido de las élites de nuestro país, controla los principales resortes de poder, no sólo económico, sino también político, mediático e institucional.

Este partido de las élites tiene 3 grandes corrientes internas. Son las 3 “P”s: PNV, PSE, PP y, ahora, tal vez, Ciudadanos. A pesar de sus notables diferencias internas, las grandes corrientes que forman el Partido de Iberdrola han sabido siempre mantener la unidad en todas aquellas cuestiones estratégicas para el mantenimiento de su control político y económico de la sociedad vasca. Las élites, en lo fundamental, se ponen siempre de acuerdo.

Frente a eso, sin embargo, la gran mayoría de la población, la gente corriente de la calle que sufre las consecuencias directas de los negocios de estas élites, no han podido o no han sabido hasta ahora organizarse de forma efectiva para poder defender sus necesidades e intereses.

El pasado verano, un grupo de intelectuales y personas referenciales en numerosos movimientos sociales de nuestro país impulsaron un manifiesto en el que interpelaban a las fuerzas progresistas que están por el derecho a decidir y por el cambio político y social en Euskal Herria para que presentaran listas conjuntas a las ya pasadas elecciones generales del Estado español.

La petición de este manifiesto, finalmente, no prosperó. A la vista de los resultados, ¿fue correcto el planteamiento con el que este manifiesto abordó la cuestión?

¿es esa la solución, realizar una coalición entre partidos? ¿una coalición con listas y cuotas de partido previamente negociadas?

¿O, tal vez, se debería abordar la cuestión desde otro punto de vista? ¿sería posible crear algo nuevo que surgiera desde la base de la propia sociedad? ¿cómo se podría articular?

¿sería posible consensuar una agenda común en torno a una serie de ejes básicos? ¿cuáles serían estos ejes? ¿sería posible elaborar una tabla de mínimos que fuera aceptada e impulsada, no sólo por candidaturas electorales, sino también por sindicatos, movimientos sociales, partidos, individuos a título personal…? ¿sería posible elaborar una lista de puntos básicos que fueran apoyados por una amplia mayoría social y entorno a la cual se articulara una agenda compartida? ¿sería también posible crear un consenso en relación a los medios e instrumentos a utilizar para implementar dicha agenda?

Estas son algunas de las cuestiones sobre las que nos gustaría poder debatir el próximo miércoles 10 de Febrero. Para ello contaremos con la presencia de Francisco Letamendia (Ortzi), Irantzu Varela, Neskutz Rodríguez, Asier Muñoz, Katu Arkonada y Ion Andoni del Amo. Presentando estarán Izaro Gorostidi y Egoitz Askasibar.

Os animamos a que participéis en el programa con vuestras aportaciones y comentarios a través de la web, nuestras redes sociales o por medio de nuestro email estadoexcepcion@gmail.com


Compartir
Facebooktwittergoogle_plus

Vuelve Estado de Excepción

Imagen

EdeE_banner_2016-02-10

Aupa gente,

nos ponemos de nuevo en contacto con vosotr@s después de varias semanas de descanso y reflexión para anunciaros la vuelta de Estado de Excepción.

Gracias a todo el mundo por las aportaciones sobre cómo mejorar el programa. Tras leer vuestros comentarios y reflexionar sobre la experiencia de diciembre hemos llegado a una serie de conclusiones.

En primer lugar, esperamos realizar el programa con una periodicidad semanal. Pretendemos que se haga todos los miércoles a partir de las 22:00, teniendo una duración máxima de 90 minutos. Se intentará potenciar la participación presencial en el set, sin por ello renunciar a intervenciones vía videoconferencia. Intentaremos, así mismo, mantener el formato de debate, junto con entrevistas y piezas de video pre-grabadas.

Así mismo, y tal y como habréis podido comprobar, hemos renovado completamente la web. Así, ahora damos cabida no sólo a videos sino también a artículos y noticias en formato texto. En este sentido, os animamos a que nos enviéis aportaciones y colaboraciones, preferiblemente relacionados con el tema de debate principal de cada semana, para que las podamos colgar en la web y ayuden a enriquecer el debate más allá del programa audiovisual en sí.

Por otro lado, queremos comentaros que Facebook nos ha obligado a convertir nuestro perfil en una página para fans (cosas de FB). Así, a partir de ahora, la única referencia que tendremos en FB será la página Estado de Excepción. Os agradeceríamos que intentarais promocionarla entre vuestros contactos (a la izda. hay un botón “Invitar a amigos a esta página”).

Como os comentábamos, este mismo miércoles día 10 vamos a comenzar con un primer programa titulado “¿Cómo vencer al Partido de Iberdrola?”, en el que nos centraremos en la situación política vasca de cara a las futuras elecciones al Parlamento Vasco. Para ello contaremos con la presencia de Francisco Letamendia (Ortzi), Irantzu Varela, Neskutz Rodríguez, Asier Muñoz, Katu Arkonada y Ion Andoni del Amo. Presentando estarán Izaro Gorostidi y Egoitz Askasibar.

Os animamos a que participéis en el programa con vuestras aportaciones y comentarios.

Gracias a todo el mundo por vuestra ayuda y esperamos veros otra vez en esta nueva etapa de Estado de Excepción.


Compartir
Facebooktwittergoogle_plus

Libertad de expresión: tres palabras que son tres títeres.

Imagen

El reciente encarcelamiento de dos actores en Madrid ha sido justificado mediante el mantra de “enaltecimiento al terrorismo”. En realidad no se trata de nada de eso, para empezar porque la temática de la obra era otra muy distinta. Lo cierto es que lo que está en disputa es la “libertad de expresión” que se supone gozamos en un Estado democrático de Derecho.

La obra es una sátira política que critica la criminalización de la disidencia política. Por tanto estamos ante un encarcelamiento que es un ataque a la libertad de expresión, en este caso ya no de personas directamente vinculadas a la política, sino a dos artistas, dos actores, dos titiriteros.

Frente a esta aberración es prioritario defender la libertad de las personas presas, más allá de cuestionar si la obra era o no adecuada para niños/as o de apresurarse en despedir fulminantemente al responsable de programación.

Se constata que derechos fundamentales y elementos básicos de la convivencia en una sociedad libre son pisoteados una y otra vez sin el tipo de respuesta adecuada, ya sea en el ámbito político como social, ya sea desde las denominadas “vieja” o “nueva” política.

Cada cesión en el terreno de un derecho fundamental (libertad de expresión, libertad de manifestación, derecho de reunión, etc…) es un paso atrás en otros muchos.

Hoy es un titiritero, ayer fueron sindicalistas defendiendo el derecho a la huelga, antes de ayer la Assemblea Nacional de Catalunya por defender la soberanía plena para la gente de su país, mañana puede ser cualquiera por cualquier cosa que incomode a este poder despótico.


Compartir
Facebooktwittergoogle_plus

Pedro Sánchez con todos menos con EH Bildu. Esta es su democracia.

Imagen

 

Pedro Sánchez anuncia que no se reunirá con EHBildu. Las razones no han sido explicadas.

Lo que sí sabemos es que:

-EHBildu representa a miles de vascos/as que quieren construir un Estado vasco desde políticas en favor de las mayorías sociales.

-EHBildu aspira a conseguir sus objetivos políticos por vías democráticas.

-EHBildu ha reconocido la necesidad de reconocimiento y reparación a todas aquellas personas que han sufrido la violencia política.

-EHBildu, como organización política legal, junto al resto de organizaciones políticas vascas está presente en ayuntamiento, diputaciones, gobiernos de Navarra y la CAV, etc…, es decir, le guste o no a Pedro Sánchez, EHBildu es un agente político normalizado en EH, con quien, entre otros, el PSE llega a acuerdos de muy diverso tipo en muchos lugares del país.

Teniendo en cuenta todo lo anterior cabe señalar que, desgraciadamente, el que podría llegar a ser nuevo presidente español ha mostrado un carácter sectario y antidemocrático que en condiciones normales le debería incapacitar para ocupar ese cargo. Es una lástima que la calidad democrática del sistema político español sea tan escasa.

Desde un punto de vista político, el Estado español se encuentra en permanente estado de excepción.

http://www.infolibre.es/noticias/politica/2016/02/03/sanchez_quot_esto_empieza_bien_quot_44270_1012.html


Compartir
Facebooktwittergoogle_plus

La campaña de Bernie Sanders desafía al establishment en EEUU y enciende la chispa de una revolución política

Imagen

12661936_10153891079604812_3090934776647737378_n

Quienes siguen puntualmente la realidad política estadounidense venían avisando del movimiento tectónico que estaba produciendo en cada vez más sectores sociales la campaña para las primarias del Partido Demócrata del senador por Vermont Bernie Sanders. Pabellones llenos, entusiasmo entre gentes cansadas de la “política” y  aparición inesperada de miles de personas dispuestas a hacer campaña de manera activa por Sanders han sido ingredientes de los meses precedentes. Es sintomático que esta candidatura recoja dinero sin contar con grandes fortunas, únicamente basándose en pequeñas contribuciones de mucha gente.

La ilusión recuerda a los días del “Yes we can” de Barack Obama, pero el discurso del senador es mucho más profundo, más ideológico, más escorado a un rompimiento con las políticas de siempre en favor de los de siempre.

Todo este fruto vino precedido de la semilla de Occupy Wall Street, la revuelta ciudadana que llevaba en su ADN el componente de rebeldía y autenticidad que también caracterizó al movimiento 15M en el Estado español.  

Por tanto hay partido en EEUU, como también lo hay en Gran Bretaña con Jeremy Corbyn como punta de lanza de la nueva alianza contra el neoliberalismo que consiguió hacerse con la dirección del Partido Laborista en septiembre de 2015.

Quién lo hubiera dicho hace unos años. En el corazón de la bestia del capitalismo occidental, en los dos países anglosajones donde parecía que los valores y la ideología del libre mercado estaban más asentados, es allí donde posiblemente veremos en breve las próximas batallas más decisivas contra el neoliberalismo. Come on Bernie!

OTROS ENLACES:

http://www.rollingstone.com/politics/news/march-for-bernie-is-an-occupy-wall-street-homecoming-20160131
https://www.diagonalperiodico.net/global/29195-bernie-sanders-caminar-sobre-hombros-del-gigante-dormido.html


Compartir
Facebooktwittergoogle_plus